Todo sobre la leche de fórmula

Conoce sus tipos y cómo dársela a tu hijo.

Estos sustitutos se desarrollan a partir de los componentes de la leche de vaca y por ello contienen lactosa, proteínas, vitaminas y minerales ajustados para semejarse a la materna.

Tipos

  • De inicio (0 a 6 meses). Está fortificada con hierro, ácidos grasos de cadena larga, ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido araquidónico (ARA), nutrientes que se encuentran en las mismas cantidades en la leche materna promedio. No debe contener harina de almidón, miel, espesantes ni saborizantes
  • De continuación (6 a 12 meses). Es parte de una alimentación mixta hecha a base de otros alimentos. Por lo regular, tiene una composición más simple que las de inicio porque la madurez fisiológica del niño es mayor
  • De crecimiento (13 meses a 2 años). Se usa para retrasar la incorporación de la leche de vaca a la dieta y así evitar padecimientos como alergias alimentarias y trastornos digestivos. Favorece el desarrollo cerebral, proporciona un aporte energético y protege el sistema inmunológico
  • Especializadas. Cubren necesidades particulares de los lactantes y puede ser:
    Para prematuros: Estimulan su crecimiento, ya que están fortificadas con proteínas, vitaminas, minerales y calorías
    Deslactosadas: Los azúcares naturales y la lactosa son reemplazados por otros carbohidratos. Contienen proteína de suero que facilita la digestión y nucleótidos que previenen la diarrea y favorecen el desarrollo gastrointestinal
    Para problemas metabólicos: No tienen lactosa y están elaboradas con proteína de soya

Preparación recomendada

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) este alimento es considerado como un medicamento, por eso es indispensable que se administre bajo supervisión del pediatra o nutriólogo y se dosifique de acuerdo con el peso, la talla y el historial clínico.

Edad ml por kilogramo
(onzas)
Número de tomas
(del total anterior)
Horas entre
una y otra
0 – 15 días 120 a 150 ml (3.3 a 5) 8 a 10 2 – 3
15 días – 1 mes 160 a 220 ml (5,3 a 8) 7 a 8 3
1- 2 meses 180 a 240 ml (6 a 8) 7 a 8 3
2 – 4 meses 180 a 240 ml (6 a 8) 6 a 7 3 – 4
4- 6 meses 160 a 220 ml (5.3 a 8) 5 a 6 4

*Una onza equivale a 30 mililitros

Para determinar la cantidad ideal de fórmula, se multiplican los mililitros señalados en la tabla por cada kilogramo de peso. Por ejemplo:

  • Un recién nacido que pesa 3 kilos requerirá entre 360 y 450 ml (120×3 y 150×3), es decir de 12 a 15 onzas diarias divididas entre 8 y 10 tomas.

Prepara el biberón considerando estos consejos:

  • Sigue cuidadosamente las instrucciones del envase
  • No mezcles diferentes marcas, podrían provocar estreñimiento o diarrea
  • Para saber si le estás dando la cantidad adecuada, pon atención en el número de pañales que usa al día: entre ocho y 12 en el primer mes y de seis a 10 hacia el sexto es lo correcto

Cada niño es diferente y sus necesidades nutricionales también, así que es importante que consultes al pediatra antes de administrarle cualquier tipo y cantidad de alimento.

No hay comentarios

Agregar comentario

A %d blogueros les gusta esto: